24 de agosto de 2014

Eterna espera...

Que eterna espera la mía, cuando llega un punto en que no vas ni para adelante, ni para atrás.

Tres años atrás, mi historia comenzó, cuando sin curro me quedé, y con excusas malas me quedé.

Un día, y otro día, y otro día, buscando sin parar, de aquí para allá,pero para nada me sirvió.

Busqué a pie, busqué por internet, y nada encontré, mi cabeza se fue, y mis nervios a flor de piel.

Sin ayuda ni motivación, buscándome la vida seguí, sin saber si hice bien o si hice mal, no lo pensé.

Sólo caminé, solo corrí, solo moví mi cuerpo, con esperanza y optimismo,nada más pude hacer.

Desde entonces, y hasta hoy, sigo sin recibir recompensa de mis idas y venidas, de mis esfuerzos y batacazos.

Fui recibiendo apoyo, pero no todo el que quisiera o necesitara, entre amigos estas cosas,no siempre ayudan.

Hablan mucho, no hacen nada, me dicen una cosa, hacen otra,el egoísmo por su parte, a veces, me ha impedido mirar adelante.

Si ellos piensan en si mismos, nunca pensarán en los demás,yo por mi parte, por suerte o por desgracia,

siempre me he preocupado por los demás, y más aún si son amigos o amigas de verdad,

yo por su parte, no he recibido ayuda, ni apoyo, ni nada, alguno o alguna se salva,y eso es lo que me queda.

Ahora seguiré mi camino, sin presente ni futuro, solo dispongo del pasado, y sin un trabajo, no tengo futuro.


2 comentarios:

  1. Así es Lansy, luego actualizaré el blog...¡Muchas gracias! ;) :)

    ResponderEliminar